Proyectos
INSTITUCIONALES:
  • PPM Pan para el Mundo (Alemania)
  • FSDH Fundación Sueca para los Derechos Humanos (Suecia)
  • Diakonía Suecia
  • IPH Iglesias protestantes de Holanda
  • IUC Iglesia Unida de Canadá
  •  

    OTROS PROYECTOS:

     

  • Proyectos puntuales con Oficinas de Cooperación al Desarrollo (OCD) de las embajadas y otras Agencias.

  • Visita nuestro Canal

    Próximos eventos

    There are no events.

    El CCRD-C asume como trabajo institucional procesos de análisis, participación, incidencia y solidaridad, que puedan contribuir a prevenir y superar problemas, dificultades, crisis y conflictos de diversa índole, por medio de la reflexión, el estudio, el diálogo, el servicio social, la reconciliación y la toma de decisiones y acciones comunitarias.

    Grupos de Reflexión del CCRD-C

    Las siguientes líneas tienen como objetivo proponer algunos indicadores a tener en cuenta para trabajo con los grupos de reflexión en las Comunidades y diferentes grupos de acción del CCRD-C, poniendo énfasis en los factores de aprendizaje y cambio.

    El mismo se apoya en los aportes teóricos de Enrique Pichón Riviere1 sobre los grupos operativos, así como los aportes de las terapias estratégicas de tipo breve y la propia experiencia del investigador en el trabajo con grupos en comunidades, en función de crear una metodología basada en la democracia y la participación ciudadana que sirva para el trabajo en grupos de reflexión de cualquier tipo de sector o grupo social, se hace énfasis en aspectos de la relación humana que se propicia en los grupos de reflexión, pues se parte de la tesis que son los elementos de relación humana y grupal los que determinan e influyen en el aprendizaje y cambio, mas allá del aspecto de contenido

    Tradicionalmente se tiende a evaluar la eficacia del coordinador en los grupos por aspectos de contenido y de procedimiento, El rol del coordinador es intencionado y trabaja por objetivos de cambio, de modificación de creencias y actitudes perjudiciales para el desarrollo humano en general. Como investigador se supone que hay ciertos aspectos que debe tener en cuenta para no confundir su rol, y cumplir los objetivos, sin embargo toda relación grupal es una relación humana que tiene puntos comunes, pues independientemente de las características de los grupos y en cualquier ámbito, lo que no debe modificarse es la relación humana allí puesta en juego, la humanidad del proceso, del rol. En ocasiones los facilitadores se impregnan tanto de su rol de agente de cambio que este mismo rol dificulta las oportunidades de cambio, El cambio no está en el otro sino en nosotros, por ello se hace necesario, repensar nuestra función como agente de cambio, repensar las premisas de las que partimos.

    Por esta razón antes de saber cómo hacer en un grupo a partir de determinados objetivos, todo coordinador debe replantearse el qué está haciendo ahí, y cuál es su misión existencial. Pues para romper con la obviedad de lo cotidiano que frenan el desarrollo y la crítica para el cambio (aspecto este tan consabido desde la ciencia social), es necesario también replantarse aspectos relacionados con la lógica de los objetivos desde un punto de vista existencial, y el rol en el proceso.

    ¿Qué es un grupo de reflexión?

    Es un tipo de grupo operativo cuyo objetivo es la modificación de estereotipos, el cuestionamiento de creencias, pautas de conductas y actitudes de los implicados. Su tarea implícita es revelar las condiciones de producción de estas creencias, conductas y actitudes, cuestionar la obviedad de los estereotipos.

    Misión existencial:

    Cualquier grupo de reflexión de contenido social comunitario debe contribuir a iluminar el sentido de la existencia humana, a tener una concepción holística de la vida y de la salud, promoviendo la dignidad humana, ayudando a desarrollar una cultura de paz y de participación comunitaria con énfasis en los más pobres, débiles y marginados.

    La misión de todo coordinador entonces debe comprender una manera democrática de relacionarse, teniéndose en cuenta como una persona que aprende y participa, es un ser humano que comparte y aprende en el proceso, y que su función implica un rol que no se diferencia mucho del resto de los roles que entran en juego en un grupo, es una persona más que comparte y comprende que todo lo que hace es en función de la socialización y el crecimiento humano de todos: comprende la necesidad del otro para ser.

    Concepción del cambio en los grupos: pauta epistemológica.

    El cambio en los grupos es algo que siempre está ocurriendo, no solo ocurre en el ¨otro¨ sino también en el que se ubica formalmente en la posición de facilitador, investigador, en las premisas de agente de cambio; pues el trabajo en grupo significa un compartir desde un ambiente de paz y participación experiencias que sirvan a todos, en un aprendizaje para todos. La habilidad en lo que concebimos como intervención para el cambio consiste en ayudar, fomentar, comprender, aprender a identificar que el cambio hacia formas más humanas de relación siempre está ocurriendo, solo hay que puntuarlas, reconocerlas, pues ya están en los grupos y los individuos en cuestión. Descubrir desde lo humano es dar cuenta de algo que ya estaba en el grupo o el individuo: los valores universales de solidaridad, fraternidad y ayuda mutua que nos identifican y nos hacen comprender que todos los seres humanos nos necesitamos unos a los otros.

    Dimensiones generales de trabajo a tener en cuenta para el cambio social

    1. Estructura de la comunidad (datos demográficos, funcionalidad actual, infraestructura, instituciones sociales/asociaciones/proyectos)
    2. Integración de las comunidades de fe e instituciones religiosas del territorio para el impulso de acciones de desarrollo comunitario.
    3. Potencialidades Humanas (características particulares de los individuos, líderes formales e informales, aspiraciones, motivación, sentido de pertenencia.)
    4. Capacidad organizativa y de autogestión de la comunidad (funcionamiento de los grupos sociales, sociedad civil: iglesias, instituciones)
    5. Justicia de género (participación de hombres y mujeres, equidad, roles de género, distribución de tareas, cargos de poder, acceso a recursos).

    Cómo lograrlo:

    El trabajo en grupos de reflexión se logra a través de una manera específica de trabajo comunitario, incentivando la reflexión crítica de los miembros de los grupos que se conforman, que funciona como instrumento socio psicológico a través de tres niveles de un mismo proceso:

    • La identificación del problema (sensibilización con él).
    • La deconstrucción (cuestionamiento de lo instituido dentro de éste).
    • La re significación de lo asumido acríticamente (elaboración de nuevos sentidos).

    A través de estos tres niveles o lógica interna del grupo de reflexión se estimula la comprensión de la vida cotidiana y se producen modificaciones en los procesos de subjetivación individual y colectiva, que socaban los mecanismos de reproducción pasiva del imaginario social y sus prácticas. Por ende es un aprendizaje de empoderamiento subjetivo a través de la experiencia.

    La propuesta metodología según la experiencia de sus practicantes se hace a través tres momentos de trabajo en grupo o procedimientos:

    • La visualización de lo cotidiano a través de dramatizaciones y otras formas de contenido visual y experiencial.
    • La devolución de sentimientos asociados al tema experiencial.
    • La interpretación y resignificación de lo tradicionalmente asumido, mediante la reflexión grupal.

    La lógica de los procedimientos y técnicas.

    Con el objetivo de evitar la tendencia a intelectualizar las reflexiones e identificar claramente los problemas y contradicciones, es recomendable utilizar o integrar las herramientas del juego dramático utilizado en el psicodrama con la intención de promover la reflexión desde las vivencias. El aprendizaje es experiencial.

    Para ello se propone una situación dramática que es representada por miembros del grupo sobre la temática a tratar y de ahí se le pide una descripción a todo el grupo de la escena.

    Por lo general las personas en la descripción hacen interpretaciones más allá de la descripción misma según sus sentidos personales. Esta pluralidad de interpretaciones permite al grupo comprender la diversidad en torno a la obviedad de los sentidos supuestos.

    Una oportunidad para el cambio grupal es precisamente esa comprensión de los malentendidos que tenemos sombre un mismo fenómeno, que hace aflorar demandas de entendimiento, de clarificación, de comprensión, que surgen desde el mismo grupo sin necesidad de imponer desde fuera sentidos y significados adecuados. Es utilizar el malentendido como fisura adecuada para el cambio y la restructuración.

    El siguiente paso es la pregunta por los sentimientos asociados a los personajes de la situación dramática. La idea es que las personas puedan ponerse en el lugar de las experiencias del otro a través del reconocimiento de las emociones implicadas, ello permite un aprendizaje en el que se reconoce la humanidad del las relaciones, la posibilidad de reconocer en uno y en otro sus necesidades de expresión, así como comprender antes de evaluar globalmente una situación de la vida cotidiana.

    Luego se realiza una reflexión de las situaciones expuestas, tratando de encontrar significados y sentidos grupales a través de la experiencia de compartir interpretaciones, la lógica de este aprendizaje está basado en la escucha de lo que el otro puede aportar, aquí ocupa un papel fundamental el facilitador aportando formas democráticas de consenso y dialogo, más que aspectos de contenido, quía la forma, no el contenido y realiza síntesis adaptativas en función de la unidad grupal.

    El resultado es un aprendizaje experiencial, pues se reflexiona a través de la experiencia del otro que me constituye como ser humano, se potencia la necesidad de entender a todos los seres humanos como agentes de cambio, comprendiendo el aporte de cualquier persona al desarrollo humano, independientemente de su condición social, física, o ideológica.

    Es un dispositivo para crear consenso experiencial, pues se comparten diferentes situaciones que pasamos por el prisma del sentimiento y la interpretación colectiva, se fomenta la comprensión de la diversidad humana y la visión de este encuentro diverso como una oportunidad de crecimiento humano.

    Fases por la que debe atravesar un grupo de reflexión en las comunidades.

    • 1ra- Creación de Grupos de Reflexión y sensibilización:
      • Diagnosticando las fortalezas, potencialidades personales y grupales.
      • Crear Identidad de Grupo.
      • Expectativas/proyecciones/saberes/posiciones y roles.
      • Aprender de los demás.
      • Sensibilizarse con problemáticas comunes y las temáticas a reflexionar.
    • 2da- Las relaciones en el Grupo. Aprendiendo a reflexionar.
      • Desarrollar confianza.
      • Tareas y metas comunes.
      • Trabajo grupal para la Reflexión.
      • Aprendizaje –acción. Aprendizaje Horizontal.
    • 3ra- Autoevaluación y liderazgo.
      • Identificando líderes por temáticas o Grupos sociales (etareos)
      • Herramientas para liderar o facilitar el cambio.
      • Transición al cambio. Punto de partida-zona actual y futuro deseado.
      • Autoevaluación de los aprendizajes. ¿Cómo continuar?
      • Compromiso Grupal.

    El rol del coordinador desde un enfoque Humanista Relacional:

    • Guía las sesiones centrado en la tarea.
    • Comprende que el sentido de las preguntas que se plantean marcan la dirección en que se mueven las personas en el grupo.
    • Se ubica en función de guiar en democracia y participación los encuentros o talleres.
    • Se concentra en mantener formas comunicativas saludables, evitando la crítica o las evaluaciones personales.
    • Realiza síntesis grupales, no personales, no individualizadas.
    • Puede ser intercambiable de una sesión a otra la persona que coordina, tratando de cuidar el rol. Se mantiene el rol, no la persona
    • Participa activamente como parte del proceso de reflexión tanto en las técnicas grupales como en las reflexiones individuales.
    • Muestra su sentir al igual que el resto del grupo siempre en función del grupo.
    • Aporta conocimiento nuevo si lo trae preparado de antemano como parte de la tarea que persigue el grupo.
    • Realiza preguntas e intervenciones de cierre que potencien la capacidad del grupo en función de soluciones adaptativas y sentimientos de logro y cohesión grupal.

    Conclusiones

    De acuerdo a la lógica de trabajo expuesta en estas breves líneas, podemos concluir que:

    • Antes de plantearnos un objetivo de cambio en un grupo es necesario replantarse la misión existencial.
    • Un grupo de reflexión no difiere en sus procedimientos de cualquier otra forma de trabajo en grupos operativos, solo que hace énfasis en los aspectos de la relación humana como eje central del cambio y la restructuración.
    • El cambio en los grupos es algo que siempre está ocurriendo, la habilidad del coordinador consiste en reconocerlos y potenciarlos.
    • El rol del coordinador es abierto y participativo.
    • El resultado de los grupos de reflexión es un consenso experiencial, pues se reflexiona a través de la experiencia del otro que me constituye como ser humano.
    • Se fomenta la comprensión de la diversidad humana y la visión de este encuentro diverso como una oportunidad de crecimiento humano.

    Bibliografía

    • La primera bibliografía es: La experiencia.
    • Souto, M. Hacia una didáctica de lo grupal. Miño y Dávila Editores. Buenos Aires. 1993.
    • Calviño, Manuel. Trabajar en y con Grupos. Experiencias y reflexiones básicas. (Libro).Editorial Academia. 1998. Habana.
    • Colectivo de autores. La guía descalza para el trabajo en organizaciones. N. D. Mazin Editores. 2012.
    • John Durston y Francisca Miranda.Compiladores. Experiencias y metodología de la investigación participativa.División de Desarrollo Social.2002.
    • Pichon-Rivière, Enrique; El proceso grupal, ed. Nueva Visión, Buenos Aires, 1999.
    • Watzlawick, Paul. Cambio. Herder. 1992.

    Elaborado por:

    Equipo Programa Académico (Programa para la Reflexión y el Diálogo) CCRD-y Lic. Frank Alejandro Velázquez Zaldívar.

    Aprobado por:

    Junta Directiva del Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo

    1. ¿Qué son los Grupos Operativos?

    El Grupo Operativo de aprendizaje -teoría creada por Enrique Pichón-Rivière en la década de los ’60- inaugura una nueva línea de trabajo y de reflexión en torno a la posibilidad de utilizar la grupalidad como instrumento para el cambio.

    La técnica persigue la integración de aspectos intelectuales y vivenciales en el proceso del grupo. Al mismo tiempo que los participantes del grupo estudian y discuten la teoría, visualizan los diversos obstáculos que surgen espontáneamente en sí mismos y en los demás. Esto resulta en una síntesis que posibilita posteriormente la identificación de los fenómenos grupales al que los participantes se integren más tarde, como coordinadores.

    Se plantea así una nueva metodología totalizadora en la que el pensar y el sentir sobre el tema se armonizan en el trabajo grupal. A su vez, se dispone también de un instrumento para intervenir en procesos institucionales cuando el grupo operativo se amplía con los desarrollos del análisis institucional que brinda una lectura de la problemática del poder en la que se centran las instituciones.

    LOS GRUPOS OPERATIVOS ESTÁN DIRIGIDOS A…

    * Estudiantes, científicos de ciencias sociales en general (psicólogos, médicos, sociólogos, trabajadores sociales, etc…)

    * Catedráticos, docentes, maestros, pedagogos* Toda persona interesada en aprender sobre los grupos y de los grupos

    El grupo operativo es una técnica de enseñanza, que inició Pichón Riviere, el cual dice que “es un conjunto de personas con un objetivo común al que integran operando en equipo”. Éste sirve para fomentar en los alumnos un aprendizaje responsable y autónomo el cual, va a hacer que los participantes logren aprender a aprender. El coordinador debe de tomar en cuenta el ECRO de cada persona. Es decir el esquema referencial, el cual constituye una integración unitaria del mundo y del cuerpo, para así poder construir un ECRO grupal.

    El grupo operativo se explica desde varias teorías como lo son:

    • Materialismo dialéctico (considera al hombre en praxis)
    • Psicología social (el hombre se construye por sus relaciones sociales)