Proyectos
INSTITUCIONALES:
  • PPM Pan para el Mundo (Alemania)
  • FSDH Fundación Sueca para los Derechos Humanos (Suecia)
  • Diakonía Suecia
  • IPH Iglesias protestantes de Holanda
  • IUC Iglesia Unida de Canadá
  •  

    OTROS PROYECTOS:

     

  • Proyectos puntuales con Oficinas de Cooperación al Desarrollo (OCD) de las embajadas y otras Agencias.

  • Visita nuestro Canal

    Próximos eventos

    There are no events.

    Rev. Raimundo Garcia FrancoLa idea de crear esta institución fue concebida por su fundador, el Reverendo Raimundo García Franco, desde fines de los años 60, cuando el país se debatía entre dos grandes crisis: la provocada por el abrupto cambio de sistema político y la confrontación entre la política ateísta del nuevo Estado y la Iglesia. Se intentó, sin éxito, crear un pequeño Centro en la antigua provincia oriental que sirviera de sede para reflexionar, desde la fe, y tratar de promover un diálogo de reconciliación.
    En 1971, habiéndose trasladado a la provincia de Matanzas y desempeñándose, además, como Director para esta provincia del Centro de Estudios del Consejo de Iglesias de Cuba, este líder religioso funda el Boletín Reflexión y Diálogo y a principios de los 80, ejerciendo como pastor de la Iglesia Presbiteriana Reformada de Cárdenas, promueve la creación del primer Museo Nacional de la Iglesia Presbiteriana Reformada en Cuba, desde el cual fue mostrando la posibilidad del diálogo y la inserción de la Iglesia en la sociedad.

    A principios de los 90 participa en la reunión convocada por la alta dirección del país con los representantes de las iglesias evangélicas, caracterizada por un enfoque de apertura en el marco de una coyuntura especial de crisis económica y social lo cual facilita el momento propicio para el proyecto ya concebido desde los años 60.

    Precisamente en este contexto y utilizando en principio la edificación aledaña a la Iglesia El Fuerte, de la cual también era pastor, comienza a organizar las primeras reuniones, las que, desde sus inicios, estuvieron caracterizadas por un enfoque inclusivo y encaminadas, básicamente, a fomentar el diálogo y la reconciliación, a la par que canalizaba la entrada y distribución a instituciones sociales y grupos muy necesitados, de medicamentos, materiales, insumos, frazadas y ropas enviados en contenedores desde Alemania por la Institución SODI, para paliar, parcialmente, las grandes penurias de los años más difíciles del conocido Período Especial.

    Coyunturalmente, se produce en esos meses una visita del Sr. Bernard Rostan, representante de Pan para el Mundo, quien se interesa por la idea de la creación de este tipo de Centro. Le solicita al pastor un proyecto elementalmente descriptivo y poco después se recibe el primer financiamiento de la Iglesia Evangélica Alemana, con el cual se comenzaron las construcciones específicas de la institución, proceso que fue desarrollándose progresivamente a lo largo de una década. Al tiempo, se continuaban las actividades y, paulatinamente, se iba perfilando su accionar comunitario. El Centro comenzó con cuatro trabajadores y, en la medida en que ha ido diversificando su trabajo, el número de empleados ha aumentado.

    Las primeras reuniones abordaban un conjunto de temas relativos a la situación de la mujer (seriamente agudizada por el llamado Período Especial), la dignidad y los derechos humanos de las personas con discapacidad, análisis coyunturales de la situación del país, problemáticas relacionadas con la familia, la violencia y la sexualidad, además de la tercera edad y, con mucho énfasis, la situación medioambiental de nuestro país.

    Años después se comenzaron las primeras intervenciones en el orden comunitario, a través de un proyecto encaminado a la construcción de plantas de biogás, la recuperación y montaje de molinos de viento, la reforestación y acciones puntuales en el tema de la agroecología, dirigidos a fomentar el empleo de las energías alternativas y, en correspondencia con los recursos que se iban logrando, el trabajo comunitario se fue expandiendo hacia otros municipios y nuevas temáticas de acción.
    A partir de 1995 comienzan a establecerse relaciones institucionales con varias Agencias, lo cual permitió la firma de convenios trienales y cuatrienales que propiciaron el crecimiento y consolidación de varios Programas y Proyectos. Entre estos sobresalió, por su impacto, la creación de la Finca El Retiro, en la cual también se edificó una infraestructura y sirvió de basamento para impulsar un sólido trabajo encaminado a la producción de alimentos bajo principios agroecológicos, empoderamiento de campesinos y sus familias en aspectos fundamentales como la producción de abonos orgánicos, el empleo de barreras naturales contra plagas y enfermedades, las técnicas de conservación de alimentos con métodos naturales y la participación directa en la ayuda alimentaria a numerosos sectores sociales (hospitales y policlínicos, hogares de ancianos, hogar materno, casa de niños sin amparo filial y escuelas) especialmente los más vulnerables de la comunidad de Cárdenas.

    Desde el año 2006 esta Finca alcanzó el reconocimiento de Excelencia Nacional otorgado por el Ministerio de la Agricultura, condición que se ha mantenido a lo largo de más de seis años. En el año 2009 se logró el Premio Provincial de Medio Ambiente, el cual fue ratificado en 2010. En 2011 se obtuvo la Medalla de Doble Excelencia en la Agricultura Urbana y la Tercera Excelencia. En el año 2015, se alcanzó la Cuarta Excelencia, que constituye el máximo galardón.